Tres picos

Pico San Juan

Pico San Juan

Un Santo tiene algún Juan

sobre el Escambray severo,

con porte de cienfueguero

y meteorólogo afán.

Un Proterillo rufián

sobre otra loma se empina,

espirituana genuina,

que reclama un gran esfuerzo.

Y un Tuerto, un poco perverso,

–villaclareño –me obstina.

 

Mil ciento cuarenta, uno,

a la altura del radar;

y el segundo va a ostentar

novecientos treintiuno.

El tercero, inoportuno,

nueve diecinueve tiene.

Y allá aquel que se entretiene

en conquistar cada cima,

que, de esfuerzos, no escatima,

aunque el cansancio lo llene.

 

Es Mal Nombre el tal sujeto,

que ha visto, del Escambray,

sus tres picos, ¡qué caray!,

pasando más de un aprieto.

El San Juan puso respeto,

y hasta hubo un viaje en vano,

aunque el Pico soberano

tres veces fue conquistado

por el grupo empecinado

que abrió monte casi a mano.

 

El Potrerillo también

tres veces quedó a sus pies,

aunque la segunda vez

por poco al “tal” no lo ven.

Y ese Tuerto la hizo “bien”,

primero se tornó esquivo,

y después, al ser cautivo

de la huella malnombrista,

le trocó al grupo la pista

con un genio intempestivo.

 

Tal fue la saña del Tuerto,

que a una presa fue a parar

el grupo en su mal andar

y allí encontró un bote incierto.

Así los tres, en concierto,

le han hecho pasar trabajo

al grupo, que en “agasajo”,

a cada cima ha llegado.

Pero al Escambray nombrado,

¿cuándo le hará un nuevo atajo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s