La primera peña “El Excursionista”

Por Sandelis

Amigos excursionistas, la 1ra. Peña del Movimiento Cubano de Excursionismo, nombrada “El Excursionista” – y valga la redundancia – ya es historia para contar. A pesar de la lluvia que cayó en la noche del pasado viernes 30 de octubre sobre varios lugares de la Habana, el Hueco de G y 21 en el Vedado vio llegar a 90 curiosos, ávidos por conocer qué propuesta presentarían los locos que osaron organizar una peña guerrillera en pleno corazón de La Habana. 9 grupos excursionistas dijeron presente en esta, su primera peña, más otros invitados, algunos más interesados en el tema e incluso curiosos, tal vez buscando a qué grupo asociarse o cómo crear el suyo propio.

Jagüeyes, almácigo, ocuje, palmas, marpacíficos, malanguetas, la pared rocosa, y hasta la subrepticia cueva, que naturalizan el Hueco, se juntaron en un cercano ambiente natural propio de las excursiones, y fueron envidiables testigos de lo que allí ocurrió. La sui géneris guerrilla al mayor salto del Caribe insular: Salto Fino – sin moverse del Hueco, gracias a la magia de los audiovisuales y de los comentarios de cuatro pretenciosos guerrilleros- , la formación de un grupo de excursionismo a través de las redes sociales, las opciones digitales del Movimiento, algunos consejos guerrilleros, el lanzamiento del primero número del boletín “El Excursionista”, los adelantos de lo que será la 5ta. acampada en el Pan de Guajaibón, las fotos y videos de las excursiones de los grupos que conforman el Movimiento y las canciones trovadorescas y parodias, conformaron un guión que provocó el interés de los presentes. Pero el saldo fue más allá que el de un espectáculo con un tradicional público espectador. La peña logró un ambiente de compartir juntos, de comentar anécdotas, de hacer nuevas amistades, de tirarnos fotos en conjunto y de hacer más nuestro este Movimiento. El “tiroteo” del maní de un supuesto “almuerzo” y la distribución del boletín “El Excursionista” contribuyeron a romper la habitual barrera entre protagonistas y espectadores, confundiendo los roles de cada uno, para beneficio de todos. Lo del maní repartido entre todos y la guardia vieja que hicieron al final los cuatro guerrilleros, fue un ensayo de los valores que promovemos desde el Movimiento.

Al concluir la peña hubo quien propuso hacerla semanal, a lo que quien suscribe este artículo le respondió: “Estoy de acuerdo contigo si en los próximos tres meses yo hago una y tú las otras 11. Pero más allá de la exagerada propuesta, la anécdota puede dar una idea del sabor que dejó la peña.

Tres meses es el plazo dado para volvernos a ver en El Hueco (aunque Ariel Terrero, nuestro especial anfitrión como director del Instituto Internacional de Periodismo, donde está enclavado el lugar, impresionado por lo que allí vio, ya anunció que nos haría propuestas más ambiciosas). Antes vendrá la acampada, y los grupos harán sus propias excursiones. Pero cuando el último viernes de enero nos juntemos allí bajo jagüeyes y almácigo, nos iremos todos – sin movernos del lugar– a navegar por el río más caudaloso de Cuba. Desde ya se los digo: el 29 de enero del 2016, a las seis y media de la tarde, El Hueco y el Toa esperarán por nosotros.

Bety y Sandelis, los presentadores.

Léster, al mando del sonido.

Distribuyendo el boletín El Excursionista

Parodia de Sandelis

Todos juntos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s